¿Alguna pregunta?

Toppers, sobrecolchones

Un topper o sobrecolchón es un colchoncillo que se coloca sobre colchones de muelles, látex, espumación o también colchones de visco potenciando sus características y mejorando la comodidad del mismo.

Búsqueda avanzada

Medida

Marca

Rango de precios

60,00 € - 375,00 €

CONSEJOS PARA ELEGIR Y COMPRAR TU TOPPER

(Beneficios, calidades y composiciones de los sobrecolchones).

Los mejores toppers sobrecolchones

El toppers sobrecolchón mejora la comodidad y las sensaciones que tenemos del colchón. Son elementos muy prácticos de utilizar cuando sentimos que nuestro colchón es demasiado firme o que no se adapta bien a nuestro descanso. Tiene un grosor de entre 3 y 13 cm, y se coloca encima del colchón. Su misión es cambiar la percepción del descanso logrando sensaciones de mayor adaptabilidad o de mullido, dependiendo del topper elegido.

¿Su colchón es demasiado duro o viejo? No se desprenda de él, conviértalo en un colchón confortable gracias a un topper.

Cuando las exigencias del descanso cambian no es necesario sustituir el colchón: es suficiente añadir un topper o sobrecolchón, un colchondillo especial que permite cambiar o corregir la rigidez del colchón, adaptándola a las nuevas exigencias de apoyo. Colchones Aznar dispone una gama de topper compuestos por tres materiales: Toppers de látex, viscoelástica y fibras naturales.

¿Puedo poner el topper sobre cualquier colchón?

Si, correcto, podemos poner el topper sobre cualquier tipo de colchón, pero siempre tendremos que tener en cuenta "la sensación" que queremos obtener para elegir el tipo correcto. El topper sobrecolchón se utiliza para aportar más confort al colchón, especialmente si lo notamos excesivamente duro y poco confortable.

Si por el contrario, observamos que nos hundimos en el colchón y este no está deformado, probablemente la solución estará en cambiar la base o somier, y no en adquirir un sobrecolchón. Si tiene dudas, consúltenos.

Cómo cuidar tu colchón

Los colchones no son eternos y poco a poco van perdiendo sus cualidades. El tiempo hace que sus materiales, tecnologías y mecanismos internos vayan deteriorándose. Pasado un tiempo, de 5 a 8 años, hay que renovarlo. Comprar un colchón es invertir en tu salud.

Las siguientes pautas alargarán la vida, propiedades constructivas y materiales, de tu colchón:

1.- Vístelo con una buena funda protectora.

2.- La cama es un colchón con su base. Elige tu colchón junto con la base más adecuada al tipo de colchón que has comprado.

3.- Pásale el aspirador de vez en cuando. Se mantendrá limpio.

4.- Airéalo con regularidad. Se mantendrá fresco y facilitará la ventilación del colchón.

5.- Evita saltar sobre el colchón. Trátalo siempre con mimo.

6.- Dale la vuelta o cámbialo de posición con regularidad (respecto a su posición sobre la base). Evitarás las deformaciones.

Rebajas colchones Aznar
Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparación